vino blanco para amantes del tinto ¡?

Altea es un vino rico hecho para los amantes del vino blanco, igual que el viña Puebla de más abajo, es un vino blanco hecho para los amantes del vino tinto. En este vino, se aplica el portentoso invento de fermentar el vino en cuba para que sepa mejor a madera que a taninos. O como diría una latino, para engañar el vino.

Pero, si al vino blanco no le hace falta engañarlo, pues no trae el recuerdo del tanino el mosto en su composición, ¿a qué fermentarlo en barrica?, a priori una salvajada.

Para criar el vino en barricas por el método de solera, antes, esas barricas han tenido que tener vino añejo mucho tiempo. Es decir, las barricas crían una capa interior alrededor de la barrica que impide que pase el sabor de  la madera al vino. Esas barricas valen una pasta.

En fin que lo que ya está más que probado, aquí resulta una novedad, y como tal se la expongo, Vino blanco para amantes del sabor a palo de los vinos tintos, que no engaña, que sabe a eso, pero es blanco. ¡?, perfecto para una cata a ciegas de principiantes.