spoiler de un vino

Hacer spoiler de un vino, es decir a lo que huele y a lo que sabe, y ya para rematarlo su colorido en copa. Y se ha puesto tan de moda que da asco. Da asco provar algo que no te va a sorprender, y que te lo vendan como extraordinario, cuando ya dejó de serlo.”tienes que probarlo, es la hostia, sabe a chocolate, canela y limón, y es verde, pero verde verde”.

Antaño los escritores, viajeros aprovechaban para colarnos descripciones que inundando nuestro cerebro  estallaba por las fosas, y lo llamaban sinestesia a la particularidad de que un texto o una obra, lograra hacernos sertir olores y sabores.  Dada la imposibilidad de viajar de manera general, esta información era de agradecer, para ciertas cosas, pero la moda se ha extrapolado hasta el límite de darnos la nota de la cata nombre por nombre. Ruego a los aficionados al texto y cata, que en vez de nombres usen adjetivos: un toque acido es sugerente y sinestésico, un toque a lima es spoiler.

figueroa-dulce-1Hace muchos años estuve en una boda en Colmenar de Oreja, un pueblo de Madrid, y visitamos la bodega que nos íbamos a beber, sitio humilde donde estaban empezando en el arte de la alquimia del mosto. No estuve suave, aun recuerdo que bromeando le dije “Si te empeñas terminarás haciendo vino”. Ya es tiempo de decir, y no voy a ser la primera que dice que allí ya hacen vino. A unas les gustará más los tintos, yfiguroa-2-2 tal, pero Vino Vino son todos.

Este en particular me llamó la atención, además de bien presentado, es un vino maricón, muy refrescante que invita a apurar bien  la copa. Vino maricón se llama, llamaban un poco despectivo, al vino semidulce bajo de alcohol, vino perfecto para estas entradas de la caló, muy de agradecer que te lo ofrezcan fresquito en una terraza.

Como saben disparo con pasión a vinos de bajo coste, para los de alto ya hay blogs para aburrir, joven-capely yo no tengo tanto dinero, así que aquí tienen uno de bajo pelaje por debajo de los 2 euros, con una fórmula bastante aceptable al gusto. Se trata de un blanco re-gasificado sobre la aguja. Para mi gusto todos los espumosos naturales esconden un vino blanco pobre tras el efecto que producen las burbujas sobre la lengua durmiéndola. Cuanto menos gas mejor para apreciar. Pero atención que en lo único que se diferencia un champan de un vino gasificado,  la potencia y la persistencia de las burbujas.

Todo un sacrilejio decir lo contrario, bueno pues yo lo digo. Con menos gas mejor, y como lo va a perder, este que presento, muy rápidamente, es lo que tiene el gasificado, si se monta sobre un vino con aguja, tendrá una leve persistencia, que no adormece la lengua, y que  todo ello no enmascara el sabor de un vino blanco aceptable,  fresquito para esta entrada de verano.