Apología del saber beber y del saber de beber

Apología del bien beber.

niño con cervezaEspero que tomen esto por lo que es, apología del beber bien desde pequeños. Que en España tal cosa está tirando ya no a mal sino a peor, es decir, pareciera que estuviéramos incitando al alcoholismo a los niños, así que no los educamos, mientras que  alcanzada la edad de salir del nido, se cogen unas “castañas” en lo botellones sin ton ni son. Parece que nos estamos saltando un paso muy importante, el cual es la educación.

Cualquier alimento  alcohólico o con derivado alcohólico ya sea vino, cerveza, o  lo que usted quiera, de los miles de variantes que se ofertan en el mundo, necesita sin lugar a dudas una asimilación cultural,  que era proporcionada con anterioridad por la “tribu”, más tarde por las familias y convecinos, en las poblaciones, y ahora por nadie. El estado no queriendo meterse en camisa de once varas, no proporciona información correcta ni educación sobre el vino, en el país del vino, se limita a a sancionarte de manera extremadamente rigurosa, si aparecen indicios de consumo en determinadas acciones.

niño bebiendo cerbeza Gertraudenbrücke berlin Santa GertrudisEstoy harta de oír en una mesa, “los niños no beben”. o, “esto es malo para ti”, dirigiéndose a los niños. O  peor aún oigo en la mesa decir “esto es una droga”, y “no debes beber” a un adolescente. Y mucho peor aún, escucho en conferencias en los institutos con los datos de muertos por causas primarias en el alcohol. Parece que el vino o la cerveza en vez de para disfrute, lo hubiéramos inventado para destruirnos.

Cuando el alcohol es introducido en una población que no sabe nada de él, se convierte en algo muy destructivo, y adictivo. Así ocurrió entre las tribus indias, o entre los esquimales. Cuando el alcohol es retirado, en comunidades, o por decretos o por que no llega, y no hay otra droga social que lo sustituya,  el porcentaje de suicidios y violencia mal encauzada, aumenta en tal medida, que los datos de las muertes por alcoholismo que había antes, se vuelven ridículas. Es decir, desde siempre, hace ya más de 6.000 años, se utilizó como droga social de escape en toda su entidad, de manera individual, asociativa, o en comunidad. ¿Qué es una fiesta en un pueblo sin el vino?.

¿Debemos negar el vino a los menores de edad?, En mi opinión no. Ni sus efectos ni la manera correcta de catarlo, de disfrutarlo y de tomarlo. Y esto, todo el allegado al mundo del vino lo sabe, necesita un aprendizaje. Si hablamos de cultura del vino, es necesario primero educación del vino, antes de alcanzar el escalón cultura.

 

spoiler de un vino

Hacer spoiler de un vino, es decir a lo que huele y a lo que sabe, y ya para rematarlo su colorido en copa. Y se ha puesto tan de moda que da asco. Da asco provar algo que no te va a sorprender, y que te lo vendan como extraordinario, cuando ya dejó de serlo.”tienes que probarlo, es la hostia, sabe a chocolate, canela y limón, y es verde, pero verde verde”.

Antaño los escritores, viajeros aprovechaban para colarnos descripciones que inundando nuestro cerebro  estallaba por las fosas, y lo llamaban sinestesia a la particularidad de que un texto o una obra, lograra hacernos sertir olores y sabores.  Dada la imposibilidad de viajar de manera general, esta información era de agradecer, para ciertas cosas, pero la moda se ha extrapolado hasta el límite de darnos la nota de la cata nombre por nombre. Ruego a los aficionados al texto y cata, que en vez de nombres usen adjetivos: un toque acido es sugerente y sinestésico, un toque a lima es spoiler.

figueroa-dulce-1Hace muchos años estuve en una boda en Colmenar de Oreja, un pueblo de Madrid, y visitamos la bodega que nos íbamos a beber, sitio humilde donde estaban empezando en el arte de la alquimia del mosto. No estuve suave, aun recuerdo que bromeando le dije “Si te empeñas terminarás haciendo vino”. Ya es tiempo de decir, y no voy a ser la primera que dice que allí ya hacen vino. A unas les gustará más los tintos, yfiguroa-2-2 tal, pero Vino Vino son todos.

Este en particular me llamó la atención, además de bien presentado, es un vino maricón, muy refrescante que invita a apurar bien  la copa. Vino maricón se llama, llamaban un poco despectivo, al vino semidulce bajo de alcohol, vino perfecto para estas entradas de la caló, muy de agradecer que te lo ofrezcan fresquito en una terraza.

Como saben disparo con pasión a vinos de bajo coste, para los de alto ya hay blogs para aburrir, joven-capely yo no tengo tanto dinero, así que aquí tienen uno de bajo pelaje por debajo de los 2 euros, con una fórmula bastante aceptable al gusto. Se trata de un blanco re-gasificado sobre la aguja. Para mi gusto todos los espumosos naturales esconden un vino blanco pobre tras el efecto que producen las burbujas sobre la lengua durmiéndola. Cuanto menos gas mejor para apreciar. Pero atención que en lo único que se diferencia un champan de un vino gasificado,  la potencia y la persistencia de las burbujas.

Todo un sacrilejio decir lo contrario, bueno pues yo lo digo. Con menos gas mejor, y como lo va a perder, este que presento, muy rápidamente, es lo que tiene el gasificado, si se monta sobre un vino con aguja, tendrá una leve persistencia, que no adormece la lengua, y que  todo ello no enmascara el sabor de un vino blanco aceptable,  fresquito para esta entrada de verano.

Agua de Bilbao

Si alguna vez visitan Bilbao, tomarán conciencia de lo fanfarrias que pueden llegar a ser en esta población, y de como compiten dia a dia para mejorar su socarronería ampuolosa. Menos mal, que sin darse cuenta, también lo hacen en resultar amistosos, lo cual compensa en demasía.

Antaño, cuando las cosas iban bastante bien, osea hace mucho mucho tiempo,  llamaron al champan, agua de Bilbao pues, parecíales que tomaban tanto, que ya no usaban más agua, sino champán.

agua-de-bilbaoTodas las épocas pasan, y en recuerdo de aquella, comenzaron a envasarse para algunos locales “champán”, con la etiqueta de “Agua de Bilbao”, muy pocos ya, según me dijeron, pero en uno de ellos como me lo ofecieron como vino blanco junto al txacolí para tomar en la comida, (vino blanco del que solo tengo un buen recuerdo en mi vida, y muchos, demasiado agrios y ácidos), le dije a la camarera – Probemos qué es eso del agua de Bilbao.

Llegó con una botella de un litro, me sirvió en la copa, y me dijo – Cuando tela cabes te pongo otra, es pa que no sen frie pues –  No me esforcé en parecer del mismomismo centro de Bilbao como dice el chiste, pero luego de la cata bien acompañada de unas carrilleras en salsa, me ocurrió como con la madalena de Swan mojándola en el vaso de leche, me trajo unos gratos recuerdos del mejor sabor de la uva Airén que no estaba ni disimulado ni escondido, como no lo estaba en el vino que servían a los socios en la cooperativa de mi padre.

La uva Airén, es la bendición con la que cubrió a la mancha el mismísimo Bromio, Y desde los más remotos tiempos, se casó con cualquier otro caldo el resto, su peculiar ligera intensidad es fácil de encubrir y desde luego es quizás el mosto más noble y fácil de trabajar, lo admite todo excepto la estupidez, que se está adueñando viñedo a viñedo de toda la mancha. Lo difícil será encontrar ya Airén, y si lo encuentran será casi seguro de 2ª, o 3ª categoría, un Airén de cepa vieja de 40 o más años que termina alzándose sola contra el saber de la poda, con los racimos más que dorados, tostados, colgando  en zona pedregosa, caliza, te dará un vino que puede competir con lo mejor de lo mejor. Pero lo mejor de lo mejor en viñas ya se “ha sacado”.

El sabor de los taninos

Me voy a atrever a describir una cualidad en los vinos tintos absolutamente perdida, se dice, se decía, que un vino tinto tenía “trago largo“, cuando no aparecía ese sabor desagradable dando un par de tragos seguidos.

Sigue leyendo

Un reto: ¿eres capaz de distinguir el vino blanco del tinto con los ojos cerrados?

YesTe aseguro nena que no es tan fácil. El color de un vino nos hace intuir muchas cosas sobre su cuerpo o sobre su edad. El Dr. Pasteur demostró que, con el paso del tiempo, el oxigeno debilita el color de los tintos y aumenta el de los blancos. Por eso los tintos, con los años, adquieren el característico color teja y los blancos tonalidades doradas. Así que si no vemos el color perdemos muchos datos,  y si, además, el tinto es un vino poco tánico la distinción resulta más complicada. Te propongo, nena, que hagas esta prueba con amigos, y con los ojos cerrados, verás que divertido, que poco se acierta, y cuanto se puede aprender.

diferencias entre sátiro y cabrero

No estoy muy segura, pero me parece que los cabreros no tienen las piernas de cabra, aunque pudieran ser un poco cabrones, y los sátiros sí. Tienen las piernas de cabra y están todo el rato tocando la flauta a las bacantes,  o tocándose la flauta, porque verlos trabajar, como a los políticos, nadio los vió. De tal manera que, su lascivia está en todo momento provocando situaciones donde la honestidad y la fidelidad salen mal paradas, de ahí el famoso título del Satiricón de Petronio, sátira de sátiros

más peligroso que un tirso en manos de una bacante

Una bacante es una fémina seguidora de Dioniso. Este se describe En las Bacantes de Eurípides así mismo, llevanto un tirso en la mano, y por ello, ellas son las portadoras de tirsos, además de sus ménades o ninfas servidoras de baco , aunque ambas clasificaciones místicas se mezclan, y desde luego siempre sus sacerdotisas lo portan, simbolo como bacantes que las distingue, Ovidio en las Metamorfosis lo remarca. Se trata de un palo de abeto que tiene en la punta una piña insertada. Tecnicamente, una tea, o antorcha arcaica, pues esa era su utilidad primaria, la piña con la resina arde iluminando un cierto periodo más largo. Que si un símbolo fálico, que si…  bueno, que si acechaban por la noche a los varones despitados, y que si danzaban, con algo se tendrían que iluminar para verse los pies, y no confundirse violentando al marido de la vecina… Aunque la bendita utilidad iluminante, sobrepasando el límite de la embriaguez, o sea, ciegas totales de vino, podría terminar como un poquito antes del anterior enlace donde Penteo muere a manos de su madre y acaba con la cabeza ensartada en el tirso. No le fue mejor a Orfeo.

Lo dicho, esa vara con el pino encima, El tirso, en manos de una bacante es temible.  Iremos pormenorizando estos hechos, báquicos

 

bacantes o meigas, haberlas hailas

Collier

La receta de la Queimada: (más o menos cada cual le arrea al perolo lo que encuenta).. Aguardiente, también con menos graduación el  Ron, o Whisky  puede funcionar pero te costará más encenderlo, y,  Azucar, como elementos principales, en proporción de 100 gramos de azucar por litro de licor. Y, los añadidos para dar sabor, como: generalmente granos de café, luego depende, tiras de corteza de limón o naranja. ramas de canela,… Se pone un poco de licor en un cazo o cucharón y se prende, se usa este ya ardiendo para acercándolo al pote, o cacerola, suele ser de barro, pero no es imprescindible, donde está el resto del licor y hacerlo arder. Luego  el cazo también se envuelve de azucar quedando al quemarse caramelizado, Suele tener algo de espectacular, ver caer luego el licor ardiendo desde el cazo a la pota, pero tiene algo de peligro y te puedes quemar. Luego de prendido se van echando trozos de frutas y las cáscaras de limón o naraja dichas. Cuando el alcohol se ha quemado, banstante, es decir ha bajado la llama, la queimada está terminada. Esta habrá menguado un 30% tener en cuenta según los bebedores. Así mismo suele estár encendido cuando se sirve y puede quemar los lábios si no se tiene cuidado.

Tradicionalmente se hace para la noche de San Juan, y últimamente gracias a la aportación de Mariano Marcos Abalo por los años 60, se le añadió una especio de rito o conjuro que se lee mientras se hace, porque es muy largo y no hay hostias a aprendérselo,  con variantes, añadidos y menguados podría ser.

El conjuro de la Queimada

Búhos, lechuzas, sapos y brujas;
Demonios, duendes y diablos;
espíritus de las vegas llenas de niebla,
cuervos, salamandras y hechiceras;
rabo tieso de gato negro
y todos los hechizos de las curanderas…

Leños podridos y agujereados,
hogar de gusanos y alimañas,
fuego de la Santa Compaña,
mal de ojo, negros maleficios;
hedor de los muertos, truenos y rayos;
hocico de sátiro y pata de conejo;
ladrar de zorro, rabo de marta,
aullido de perro, pregonero de la muerte…

Pecadora lengua de mala mujer
casada con un hombre viejo;
Averno de Satán y Belcebú,
fuego de cadáveres ardientes,
fuegos fatuos de la noche de San Silvestre,
cuerpos mutilados de los indecentes,
y pedos de los infernales culos…

Rugir del mar embravecido,
presagio de naufragios,
vientre estéril de mujer soltera,
maullar de gatos en busca gatas en celo,
melena sucia de cabra mal parida
y cuernos retorcidos de castrón…

Con este cazo
elevaré las llamas de este fuego
similar al del Infierno
y las brujas quedarán purificadas
de todas sus maldades.
Algunas huirán
a caballo de sus escobas
para irse a sumergir
en el mar de Finisterre
las que se queden, les quedarán convertidas sus ubres
en puntiagudas tetas de novicia.

¡Escuchad! ¡Escuchad estos rugidos…!
Son las brujas que se están purificando
en estas llamas espirituales…
Y cuando este delicioso brebaje
baje por nuestras gargantas,
también todos nosotros quedaremos libres
de los males de nuestra alma
y de todo maleficio.

¡Fuerzas del aire, tierra, mar y fuego!
a vosotros hago esta llamada:
si es verdad que tenéis más poder
que los humanos,
limpiad de maldades nuestra tierra
y hacer que aquí y ahora
los espíritus de los amigos ausentes
compartan con nosotros esta queimada.

 

Lesrel Adolphe Alexandre

Lesrel_Adolphe_Alexandre_Bacchante_Enivree-1882

De los efectos del vino en una Bacante, o sobre una Meiga una buena Queimada.

Que ¿qué es una Queimada?, mañana la receta

Bacchante Enivree