Sátiro no viene de sátira

Sátiro no viene de sátira, pero rara vez no estará representado burlescamente. El sátiro es el elemento adornante de una bacante. Siempre está a su lado observándola lascivamente, dispuesto a lanzarse y consumar aprovechando la menor atención de la Bacante por efecto del vino, y su abierta receptividad, propiedades que dicen que provoca el vino en las mujeres. Pero es de sospechar que estos efectos se producen solo en las mujeres bacantes. Las ménades, un poco más ninfas, como de estirpe Báquica pura, suelen aparecer representadas rechazando a estos, o, estos Sátiros tratando de secuestrarlas , o de quitarles la ropa…    las iremos viendo, a ellos y ellas generalmente desnudos y desnudas.