más peligroso que un tirso en manos de una bacante

Una bacante es una fémina seguidora de Dioniso. Este se describe En las Bacantes de Eurípides así mismo, llevanto un tirso en la mano, y por ello, ellas son las portadoras de tirsos, además de sus ménades o ninfas servidoras de baco , aunque ambas clasificaciones místicas se mezclan, y desde luego siempre sus sacerdotisas lo portan, simbolo como bacantes que las distingue, Ovidio en las Metamorfosis lo remarca. Se trata de un palo de abeto que tiene en la punta una piña insertada. Tecnicamente, una tea, o antorcha arcaica, pues esa era su utilidad primaria, la piña con la resina arde iluminando un cierto periodo más largo. Que si un símbolo fálico, que si…  bueno, que si acechaban por la noche a los varones despitados, y que si danzaban, con algo se tendrían que iluminar para verse los pies, y no confundirse violentando al marido de la vecina… Aunque la bendita utilidad iluminante, sobrepasando el límite de la embriaguez, o sea, ciegas totales de vino, podría terminar como un poquito antes del anterior enlace donde Penteo muere a manos de su madre y acaba con la cabeza ensartada en el tirso. No le fue mejor a Orfeo.

Lo dicho, esa vara con el pino encima, El tirso, en manos de una bacante es temible.  Iremos pormenorizando estos hechos, báquicos